Acné adulto… ¡no dejes que se repita la historia!

Creíste haberlo superado…. pero él regresa… ya eres un adulto y te preguntas ¿qué karma cargo?... sí, lo que ves en el espejo es acné y sus causas, a diferencia del acné que te aquejaba de adolescente, son distintas pero controlables. Conoce sobre el acné adulto en esta nueva entrega de AppDerma.

El acné adulto se considera después de los 20 años y afecta al 41% de las mujeres entre 25 y 40 años. A diferencia del acné juvenil, que se caracteriza por la aparición de numerosos y pequeños granos, en los adultos aparecen en menos cantidad pero pueden originar profundas cicatrices en la piel.

La limpieza inadecuada del cutis, una dieta desequilibrada, el estrés y hasta la falta de sueño, son factores que contribuyen a la descarga inusual de glándulas sebáceas.

Factores desencadenantes:

● Limpieza ineficiente: En la mayoría de los casos el acné en los adultos se produce porque la grasa generada por las glándulas sebáceas obstruye los poros de la piel, lo que causa el desarrollo de bacterias, infección e inflamación que resulta en la formación de granitos.
● Alteración hormonal: En los hombres, por un exceso de producción de andrógenos, y en las mujeres por el síndrome premenstrual, el embarazo o la menopausia.
● El estrés: En este estado aumenta la secreción de cortisol, una hormona que se rige por mecanismos similares a los andrógenos.
● Algunos cosméticos: Especialmente los de larga duración o de dudosa procedencia.
● El tabaco: Pudiendo agravar el ya existente problema o actuando como desencadenante.

Rutina de cuidado:

● Limpia y desmaquilla: En el caso de una piel acneica, es importante limpiar el rostro todas las mañanas y desmaquillar minuciosamente en la noche.
● Calma: Pulveriza agua termal sobre tu rostro, recuerda que tiene propiedades calmantes y antiirritantes.
● Hidrata y protege: Aplica por las mañanas el hidratante adecuado para tu tipo de piel y un protector con un factor UV conveniente.
● Trata: En caso de imperfecciones persistentes, aplica un producto especializado que te ayude a reducirlas.
● Exfolia y purifica: Como complemento, 1 o 2 veces por semana, hazte una ligera exfoliación para purificar tu rostro y engríete con una mascarilla especializada previa consulta a un dermatólogo.
● Trata localmente: En caso de imperfecciones localizadas, aplica el producto indicado por un especialista en la zona más afectada.
● Camufla: Hay productos que te ayudan a que tus granitos pasen con total discreción. Tip: Luego de esto, tu “final touch” podrían ser unos polvos traslúcidos. Ojo con la esponja o brocha de aplicación, lávalas frecuentemente.

Finalmente, para evitar la aparición de acné en adultos debe extremarse la higiene del rostro, dejar de fumar y tener una dieta saludable. Es aconsejable consultar con un dermatólogo antes que todo se descontrole. Revisa nuestro link de productos especializados en el tema haciendo click aquí