El secreto de las aguas termales

¿Conoces el poder de las aguas termales? Este producto se convertirá en tu tratamiento diario favorito gracias a sus propiedades antioxidantes que ayudan a proteger la piel. Conoce sobre su acción calmante y descongestionante en este post de AppDerma.

Las propiedades de las aguas termales han sido probadas por numerosos trabajos científicos que han demostrado una disminución de la reactividad de las células implicadas en la hipersensibilidad de la piel y una mejora en la calidad de la superficie de la misma. Estas propiedades la hacen indicada para pieles sensibles, sensibilizadas, irritadas o agredidas a las que aporta calma, bienestar y suavidad.

Su formulación se basa en aguas extraídas directamente de manantiales que pasan por filtraciones de rocas con propiedades minerales, así como de aguas profundas de muchos años de antigüedad. Estos minerales suelen estar relacionados con los mecanismos de defensa esenciales de la piel contra los radicales libres.

¡Mira sus múltiples usos para el cuidado de tu piel y la de tu familia!

● Después de una intervención quirúrgica.
● Si hay rojeces en el rostro.
● En caso de irritación de la piel.
● Después de una quemadura solar.
● Para la piel irritada de nuestros pequeños a causa del pañal.
● Después de desmaquillarte, como tónico.
● Para fijar tu maquillaje.
● Para calmar la rosácea.
● Después de afeitarte… ¡para ellos también!
● Después de hacer deporte.
● Después de depilarse.
● Para refrescarte.

Otra propiedad importante es que en caso de intoxicación, cuando nos suelen salir granitos o ronchas, puedes aminorar este fastidio y las ganas de rascarte aplicando agua termal sobre las zonas afectadas para obtener una sensación calmante.

Una ventaja adicional es que no interfiere con otros tratamientos de belleza o incluso medicamentos, ni tiene efectos secundarios. Además se puede utilizar tantas veces como sea necesario para calmar y desensibilizar nuestra piel y son aptas para zonas tan sensibles como los párpados de los ojos o para la piel de los bebés.

El correcto modo de uso es atomizando directamente sobre la piel, dejar secar unos minutos y presionar ligeramente para su absorción. En la noche te recomiendo que la uses como paso final de tu rutina de limpieza, espera a que se absorba y procede con un contorno de ojos y crema nutritiva. ¿Te animas a probarla? Encuéntrala en AppDerma haciendo click AQUÍ