Antioxidante, despigmentante y reafirmante: La Vitamina C

La piel envejece, no podemos hacer nada contra esto, pero hay factores externos que pueden acelerar este proceso como la exposición solar y es ahí donde la potente acción antioxidante de la vitamina C bloquea los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro de la piel. ¿Quieres conocer otros de sus beneficios?

Las radiaciones UV, la contaminación y hasta el humo del cigarrillo, generan radicales libres que como resultado hacen que las células tengan un ciclo de vida menor. Los antioxidantes, entre ellos la vitamina C, incrementan la defensa contra esta oxidación siendo de gran ayuda como fotoprotectores y reparadores del fotodaño.

La vitamina C es conocida por tener excelentes efectos antiedad, mejorar el tono y la textura de la piel, reducir y aclarar las manchas marrones y prevenir la formación de arrugas.

Efecto antioxidante:
Cuando elegimos productos con acción antioxidante, la vitamina C es una excelente opción; los serums o cremas que la contengan entre sus activos principales aportarán vitaminas y protección en beneficio de una piel llena de energía y vida.

Efecto despigmentante:
Los productos dermatológicos que la contienen son recomendados en el tratamiento de melasmas e hiperpigmentaciones, ya que unifican el tono de la piel, reducen las manchas y aportan luminosidad disimulando las “manchas” más claras.

Efecto reafirmante:
Al aumentar la síntesis de colágeno, obtendrás una piel más elástica y, por tanto, más joven por más tiempo.

Un mito que hay que aclarar es que la vitamina C no es fotosensible, por lo que tu piel no corre peligro de mancharse al exponerse al sol; pero ojo, cuando la vitamina C es pura sí corremos el riesgo de que reaccione con el oxígeno y se oxide, pudiendo manchar la piel. Los productos dermatológicos y cosméticos usan ahora vitamina C estabilizada la que no reacciona ni con la luz ni con el oxígeno, por lo que es completamente seguro utilizarlos incluso en el verano; además, su acción despigmentante, ayudará a prevenir futuras pigmentaciones y unificará el tono de la piel como uno de sus máximos beneficios.

La vitamina C es el antioxidante por excelencia. Al elegir un producto adecuado e indicado para tu piel, aplicarlo con constancia y apropiadamente, mejora el aspecto y textura de la piel, unifica el tono, reduce la aparición de arrugas y previene el envejecimiento.

¿Quieres conocer nuestra gama de productos con vitamina C que aportará estos grandes beneficios a tu piel? Haz clic aquí.