Rutina Básica de cuidado para un cutis seco

El cutis seco no es capaz de retener la hidratación suficiente y tiende a ser tirante, presentar escamas y enrojecimiento. Si identificas estas características con tu piel, te invitamos a leer este post de AppDerma donde te ayudaremos a conseguir un cutis radiante.

Algunas personas tienen la piel muy seca de forma natural, mientras que otras presentan picores y zonas enrojecidas; las glándulas sebáceas proporcionan grasa a la piel y la protegen de la sequedad, pero si hay pocas o no funcionan adecuadamente, la piel se resecará rápidamente.

También hay otros factores que resecan la piel como el frío, la calefacción, el viento, la sequedad ambiental, el aire acondicionado. El agua también tiene un efecto deshidratante cuando las temperaturas son muy altas. Muchos productos de aseo con detergentes también dañan la piel.

Limpieza:
Si tienes la piel seca te van mejor las leches limpiadoras. Generalmente estas no se retiran con agua, sino con un disco desmaquillante y su condición de crema untuosa aporta ciertos activos hidratantes y humectantes a tu piel seca.

Exfoliación:
Dejémosla de lado si tu rostro presenta irritaciones, aunque también existen exfoliantes tipo crema con granulado muy suavecito que te ayudará a cumpir con este paso.

Mascarillas:
Indispensables, considera su uso frecuente y elige las de activos calmantes para aliviar los rojitos, ardores o picazón en la piel; también opta por las antioxidantes que procuran hidratación y elasticidad. Deja que el producto actúe unos 15 minutos y si tu piel está sequísima, esta absorberá la mascarilla, las que generalmente se enjuagan suavemente con agua tibia.

Tónicos:
Lo recomendable es una bruma de agua calmante con algún principio activo hidratante para evitar resecar más la piel.

Serums:
Contribuye a dar más luminosidad a la piel y que esta no se vea tan apagada. Los serums refuerzan la atención en las áreas en las que la piel lo necesita y ayudan a recuperar rápidamente el equilibrio que hace falta en una piel seca.

Contorno de ojos:
Busca uno que sea antiarrugas y di adiós a las “patas de gallo” que podrían notarse más al tener la piel seca.

Hidratante:
Encontrar la crema perfecta no es sencillo pero tampoco es imposible. Busca una que calme, regenere y nutra pues a tu piel seca no sólo le hace falta hidratación sino nutrición. Compra cremas untuosas y ricas en componentes hidratantes.

Lo único que cambiaría en la rutina facial de noche es la hidratante por una crema nutritiva que suelen ser más pastosas. Recuerda que por la noche nuestra piel descansa y absorbe mejor los nutrientes que se le aporta. La crema de noche es fundamental y especial.

Toma en cuenta estos consejos de AppDerma y elige los productos adecuados para tu piel; estos están a un solo clic www.appderma.com